La expulsión de los moriscos del reino de Aragón en 1611 supuso una sangría demográfica de alrededor del 20% de la población y tuvo graves consecuencias económicas al quedar muchos pueblos abandonados y, con ellos, grandes extensiones de tierras, muchas de ellas de regadío.

Los señores, que se vieron muy afectados también económicamente por la caída de las rentas, buscaron atraer a nuevos habitantes por medio de cartas de población, contratos en los que se establecían las condiciones, las rentas que debían pagar, etc. En ocasiones estas condiciones eran tan severas que los nuevos habitantes se marchaban y eso obligaba a los señores a llegar a un nuevo acuerdo que las suavizaba un poco (por eso a veces hay dos fechas en los listados).

Los nuevos pobladores solían ser gentes de localidades más o menos cercanas, atraídas por la posibilidad de que se les concediera algún derecho de propiedad. Sobre todo en el caso de los lugares que habían sido completamente de moriscos, su llegada supone una puesta a cero de las historias familiares, la llegada de nuevos apellidos y la fundación de nuevos linajes que, en muchas ocasiones, llegan hasta hoy.

El Duque de Híjar

Las listas estan tomadas de las trascripciones de las cartas de población publicadas en la obra “El Señorío en Aragón (1610-1640): Cartas de Poblacion I” de Ángela Atienza López, Gregorio Colás Latorre y Eliseo Serrano Martín, editado por IFC, Zaragoza 1998. Podría haber errores tanto en las transcripciones del libro como en lás mías por lo que siempre que se pueda se recomienda consultar los documentos originales.

Poblaciones recogidas:

Condado de ArandaDucado de Hijar y
Condado de Belchite
Condado de SástagoSeñorío de los BardajíSeñorío de los Coscón y Reus
Almonacid de la SierraBelchiteBarbuésLetuxMaleján
LucenaHíjarSástago
LumpiaqueLa Puebla de HijarCinco Olivas
MesonesUrrea de Gaen
MorésVinaceite
Nigüella
Sestrica
Urrea de Jalón

MAPA