Una vez fueron la base de la memoria de una familia. Hoy van dando tumbos entre anticuarios y archiveros tras perder los lazos que una vez los unieron a personas de carne y hueso. Algunas ya han olvidado del todo a quiénes pertenecieron los rostros que en ellas asoman. Otras aún guardan retazos de recuerdos. Todas son reflejos de los momentos que sus “originales”, hombres y mujeres de la provincia de Zaragoza , vivieron en otro lugar del tiempo. Os presento mi pequeña colección que siempre que se pueda traerá alguna historia particular, vidas detrás de imágenes anónimasque gracias a la investigación genealógica recuperan su identidad.

Ramón Gil Sesé, nacido en 1904 vivió con sus padre y hermano Felipe en la calle Coso numero 71 desde 1910 hasta al menos 1945 cuando todavía aparece como soltero con 38 años junto a su hermanos de 41 y su madre viuda. Fue la profesion de ambos hermanos la de agente de seguros. En 1953 se bautiza una niña apadrinada por su tio Felipe que suponemos que será hija de Ramón. El apuesto muchacho de la foto, entonces con 18 años, regaló este ejemplar a Severiano Fernández, posiblemente Severiano Fernández Mora, que no vivía muy lejos, en la calle llamada entonces Goya y hoy Jusepe Martínez.

foto antigua niños zaragoza

Antonio y María se llaman los dos pequeños que aparecen en esta foto que podríamos datar tranquilamente en 1904. Antonio tendrá año y medio o dos años y nació en 1902. María había nacido en 1895. Eran hijos de Félix y Pilar, maestro de niños y maestro de niñas en la escuela de la Cartuja Baja.

Antonio aprovechó bien el tener la mejor educación en casa: se licenció en medicina en 1924. En el ayuntamiento de Zaragoza  se guarda la orla en la que podemos verle hecho un prometedor jovencito. Se convertiría en médico de la Beneficencia Municipal  y en 1961 recibiría una distinción del consulado de Francia por esta labor y la de médico del consulado de Francia en Madrid. En esa ciudad tendría al menos 4 hijos con Aurora Palacios. María se quedó en Zaragoza y se quedó soltera si creemos al censo de 1946 que la sitúa en la misma dirección de 1934, cerca de su madre, que era viuda desde 1923. Pilar Urzola falleció en 1953.