Una historia (triste) de barqueros

los libros parroquiales se convierten en una fuente más de estudio del pasado aunque aunque a veces se limiten a lanzar pequeños anzuelos que nos llevan a indagar mas a fondo sobre que ocurría más allá de la pila bautismal, el altar y el lecho de muerte. Un ejemplo es esta historia de barqueros del Ebro.

Genealogía en cuarentena

Los que somos cronistas familiares sabemos que no hay actividad mas potencialmente casera que la genealogía o que no hace falta irse muy lejos para llevar a cabo nuestra labor. Al contrario, es entre las paredes del hogar donde la genealogía de la gente corriente ha tenido su lugar desde tiempos inmemoriales, sin distinguir entre piso, casa, choza o cueva.