Acabamos de enterarnos (más bien de confirmar) que estaremos metidos en casa al menos dos semanas más y no nos queda más remedio que seguir mirando el lado bueno. Y desde este blog el lado bueno se llama Historia Familiar.

Como prometí la semana pasada, he hecho una pequeña entrada (pequeña porque no es mi intención enrrollarme mucho) con ideas para hacer con niños. No se si os quedará hueco entre tantos deberes, cuentacuentos, circo, manualidades, conciertos y fiestas comunales, pero ahi va mi propuesta para quien le pueda interesar.

Voy a poner primero una serie de enlaces que he ido encontrando a otras páginas que dan ideas y proponen cosas y al final añadiré dos actividades que he ideado esta semana de mi propia cosecha. Pero antes, unos consejillos de sentido común a la hora de afrontar la genealogía con niños: no forzar; ser creativo a la hora de transmitir, enlazando con sus intereses y eligiendo historias divertidas; si tenemos a mano reliquias y fotos usarlas porque hacen ver que lo que estas contando es real, que de verdad le sucedió hace tiempo a gente que existió (aparte de que los cacharros antiguos suelen fascinarles y más si aún funcionan); y sobre todo, sobre todo, hacer hincapié en el lado lúdico.

Enlaces:

Fichas propias