Una de las virtudes que un buen genealogista debe desarrollar es la paciencia. Paciencia con la falta de datos o con el “no puedo esperar la hora de ir a Lituania a buscarlos”, paciencia buscando, paciencia esperando que llegue un certificado, paciencia, paciencia, paciencia… hasta el desespero.

Pero lo más importante de todo, es la paciencia con las personas.

Los archivos, gracias a Dios, tiene al frente a personas. Los Registros Civiles, las parroquias. Por fortuna no todos son bases de datos con las que no puedes debatir o pedirles detalles. La inmensa mayoría de estas personas son gente que hace lo posible por ayudar, incluso aunque algunos no tengan un caracter muy afable. Al fin y al cabo para eso están en archivos diocesanos, militares, historicos provinciales…pero llegamos a los municipales y puede pasar de todo.

(en realidad puede pasar en otros tambien, pero es donde mas me he encontrado este caso, tal vez porque al frente de estos archivos -en localidades pequeñas- no suele haber responsables archiveros o dedicados exclusivamente a los fondos históricos)

Querido/a funcionario/a:

Soy una investigadora y tiene usted bajo su responsabilidad documentación historica muy importante para mi y otras personas. Segun la Ley del Patrimonio Histórico, los documentos son accesibles a partir de los 40, 50 o 100 años desde su creación, dependiendo de el tipo de institución que los haya generado y de acuerdo a ciertas normas.

Segun las leyes de protección de datos no hay ningún problema en que cualquier persona vea esa documentacion porque los que la crearon y lo que aparecen en ella estan todos muertecitos.

Aunque le cueste creerlo, en esa documentacion tambien puede haber datos de interés genealógico. Créame. Usted sabe mucho de la ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo -la cual no domino- pero yo se un rato de documentación histórica y de lo que puedo encontrar ahí, empezando por quintas, contribuciones, padrones o registros del cementerio e incluso pasando por las propias actas del ayuntamiento. Yo tambien puedo tener antepasados entre las fuerzas vivas del pueblo.

Ya he leido antes letras antiguas. tengo nociones de paleografía y de tipología documental. Si usted no puede leerlo o entenderlo o encontrarlo, no significa que yo no.

Que entiendo que lo suyo es otra cosa: organizar expedientes, rellenar formularios, informar sobre trámites y no se yo cuantas cosas  más (porque de eso yo se poquito) pero, por favor, no ponga palitos en las ruedas a estos pobres genealogistas, investigadores, Historiadores Familiares, cronistas y demás sufrientes que ya bastante tenemos con tener paciencia con todo lo demás.

Muchísimas gracias por su comprension. Nos vemos pronto.