Detenido por robar un manuscrito del siglo XVI en Teruel para ser Caballero de la Orden de Malta

ver noticia en Heraldo.es

Detenidos por robar documentos del archivo histórico de Zaragoza

ver noticia en Heraldo.es

Cuando salen noticias como ésta, que parece mentira pero no son tan infrecuentes, lo primero que siento es rabia y desolación. Rabia, porque sea tan fácil atentar contra el patrimonio de todos y, a pesar de las precauciones que se toman, afanar documentación histórica de un archivo. Desolación, porque te preguntas qué estará pasando con los datos que te faltan de alguno de tus antepasados. Esos datos con los que romperías el muro de ladrillo más grueso, andan por ahí quién sabe en qué manos.

Los siguiente que siento es pena. Pena, por tipos como éste que en pleno siglo XXI aún andan haciendo triquiñuelas para entrar en una Orden de mucho “flus-flus”, adquirir un titulo de nosequé o emparentar con veteasaberquién. ¿Tan importante es como para llegar a cometer un delito y fastidiar a miles de descendientes de las personas mencionadas en esos documentos?

Y ya por último mi orgullito pechero. En diez años de investigación, y tras recorrer unos cuantos archivos y recopilar unos cuantos miles de nombres, ni un aristócrata, oiga, ni un mísero hidalgo. He de reconocer que al principio esperaba -como casi todos- que cayera alguno por algún lado pero, poco a poco, registro a registro, se va forjando la identidad histórica familiar que se revela hecha a golpe de azada, de horca, de cedazo, de martillo, pico y pala. Campesinos, sastres, zapateros, albéitares, comadronas… todas esas que, por aquellos siglos, eran profesiones “viles y mecánicas”. Profesiones de gente que ganó el pan con el sudor de su frente, que las pasó canutas pero sacó a mis antepasados adelante para que yo pudiera estar  hoy aquí.

Y eso a pesar de los impuestos que les apretaban -principalmente la pecha o contribución-, de los que los aristócratas y los clérigos estaban exentos*. Pero mis antepasados -los que conozco hasta ahora- no se salvaron de sus contribuciones a reyes y señores: la pecha (eso es ser pechero: el que paga las “pechas” o tributos) y todas las demás.

Y gracias doy de no considerar que mi “mérito y capacidad”, lo bien o lo mal que me sienta o lo bien o lo mal que me miren dependa de mis apellidos o de quiénes eran (que no que hacían) mis abuelos, bisabuelos y tatarabuelos; de no verme “obligada” a atentar contra el patrimonio o despreciar a mis ancestros y sus esfuerzos sólo para ganar un poco de prestigio. Gracias doy de sentirme orgullosa de mi rancio abolengo pechero.

Que no se entienda esta entrada como crítica u ofensa a los que fueron, o son o descienden de hidalgos, aristócratas (e incluso de algún clérigo) sino simplemente para reivindicar a todos aquéllos que quedaron al margen de la historia durante tanto tiempo y a cuyo trabajo, fortaleza y capacidad de resistir las adversidades debemos la mayoría el estar hoy aquí. Está claro que todavía hay gente a la que le avergüenza o le resulta molesto admitir que es uno de ellos o que sus antepasados lo fueron. Recordemos esto cuando hagamos nuestras búsquedas y ni nos avergoncemos cuando sólo encontremos gente sencilla, humilde e incluso pobres de solemnidad ni nos vengamos arriba cuando encontremos un titulín perdido entre las ramas de nuestro frondoso árbol. Aceptar los resultados de nuestras investigaciones sean cuales sean e interpretarlos en su justa medida es una habilidad que tenemos que trabajar si queremos hacer genealogía de verdad.

 

*Había muchos hidalgos e infanzones e incluso algún aristócrata que también eran currantes y que alguna vez les tocó apoquinar porque a los de abajo ya no les podían exprimir más, pero fueron las menos.

Un comentario sobre “Orgullo pechero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s