Una de las vías de entrada del aspirante a cronista en el mundo de la genealogía y la Historia Familiar es la inexorable existencia de una leyenda que todos conocen y que, aunque tiene trazas claras de pura invención, todos estan seguros de que es lo que ocurrió realmente.

Siempre hay algun antepasado que ha hecho algo extraordinario o al menos poco corriente, alguien que tenía un rasgo muy particular, alguien que no era lo que parecía. Un pariente que se fue y no volvió o que vino de no ese sabe donde. O siempre hubo un hecho o acontecimiento singular, llamativo, interesante. Algo que hace especial a tu familia extensa porque, al fin y al cabo,  todos estais relacionados con ese acontecimiento.

Bajo este epígrafe de la leyenda familiar incluyo los improbables orígenes de apellidos que segun los miembros de la familia son absolutamente ciertos porque “una vez hablamos con alguien de alli y nos lo confirmó”. Por ejemplo.

Las leyendas familiares son maravillosas, son geniales, son la caña. Me encanta oir historias familiares y asentir como si me creyera todo aunque en mi cabeza ya esté haciendo la lista de archivos que visitaría para intentar averiguar que pasó realmente. Porque, eso si, nunca son ciertas aunque (casi) siempre tengan algo de verdad.

Leyendas familiares: ácogelas externamente con una sonrisa pero internamente con escepticismo. Son la base y la salsa de la Historia Familiar. Nunca las desprecies ni te rias del que las cuenta pero tampoco te las creas al 100%.

¿Que hacer ante una historia familiar?

  1. Alegrate. Tienes algo a lo que agarrarte.
  2. Revisa que aspectos de la historia pueden servir como punto de partida para una investigación.
  3. Ve al archivo. Confirma, desmiente, reescribe.
  4. Nunca cuentes “a la brava” lo que has descubierto . Recuerda que hay gente que está deseando oir tus concluisiones y gente que prefiere seguir creyendo la versión original. Si quieren saber la verdad, que te pregunten.
  5. Seguro que lo que ocurrió de verdad no será tan épico, tan brillante, tan exótico, tan…tan… Pero los que la fueron contando supieron darle ese toque mágico (que la convirtio en leyenda).  Ahora te toca a ti darle la vuelta para que al contarla siga siendo una gran Historia., esa Historia que une a los miembros de tu familia extensa. Algo unico y extraordinario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s